Print Friendly and PDF
contaminación plástico océano peces

La contaminación por plásticos, explicada

Cómo los plásticos dañan nuestras vidas y el medio ambiente, y por qué el reciclaje no es la respuesta.

Plásticos: no podemos vivir sin ellos, o eso parece.


Aunque el uso de plásticos en algunos casos puede ser inevitable, podemos tomar medidas para reducir nuestro constante consumo y desecho de este material cargado de químicos.

Los Estados Unidos produce 234 libras de desechos plásticos por persona por año y casi nada de eso se recicla.

He aquí una completa introducción a los desechos de plástico y a la contaminación por plástico, cómo hemos llegado hasta aquí y qué podemos hacer al respecto.

Esta guía también está disponible en inglés

Contaminación por plásticos: el problema

vertedero basura desechos contaminaci\u00f3n

Basura tirada en un canal. Alrededor del 79% del plástico termina en vertederos o como basura en el medio ambiente. Crédito: Alexander Schimmeck/Unsplash

Los plásticos son una bestia indomable y sin control:

  • Cada minuto se utilizan más de un millón de bolsas de plástico con una "vida útil" promedio de sólo 15 minutos.
  • Cada año se utilizan 500 billones de bolsas de plástico y eso es sólo incluye las bolsas de plástico.
  • Sólo el 9% de los nueve billones de toneladas de todos los plásticos que se han producido en el mundo se ha reciclado. La mayoría termina en vertederos, basureros o en la naturaleza.
  • Se prevé que para el 2025 el océano contenga una tonelada de plástico por cada tres toneladas de pescado y, para el 2050, más plásticos que peces (en peso).
  • Los estudios sugieren que el daño económico total al ecosistema marino mundial causado por el plástico asciende al menos a 13 mil millones de dólares cada año.
  • Si se mantienen los hábitos de consumo actuales, en el 2050 habremos desechado 12 mil millones de toneladas de desechos plásticos en los vertederos y en el medio ambiente.

¿Cómo hemos llegado hasta aquí?

Dos estrategias de marketing empleadas por la industria de los plásticos han impulsado con éxito el uso habitual de este material en los hogares:

  • Promoción de la cultura del descarte
  • Crear eco-campañas que desvíen la culpa al individuo.

Estas estrategias, junto con la falta de legislación que prevenga el consumo masivo, han hecho florecer los plásticos de un solo uso.

La cultura del descarte

botellas de pl\u00e1stico

El plástico de un solo uso se ha convertido en un enorme desafío. Crédito: Jonathan Chng/Unsplash

La cultura de descarte es un fenómeno moderno que se impuso lentamente al consumidor tras la Gran Depresión y los años de frugalidad de la época de la Segunda Guerra Mundial. A través de la publicidad, la industria del plástico tuvo que convencer al público de que los plásticos de un solo uso eran posibles, aceptables e incluso necesarios.

Hoy en día es difícil imaginar un mundo sin plásticos de un solo uso: nuestras culturas del "para llevar", del "apuro" y de la " conveniencia" han adoptado e incluso celebrado la facilidad de los desechables.

  • En el 2013, la industria del plástico puso en el mercado 78 millones de toneladas de envases de plástico, con un valor total de 260 mil millones de dólares.
  • El 95% del valor material de los envases de plástico, o entre 80 mil millones a 120 mil millones de dólares anuales, se pierde en la economía después de un breve primer uso, pero la facilidad y el bajo costo de producir más desechables impide el esfuerzo por mantener ese valor después de que se vende.

Eco-campañas

reciclaje pl\u00e1stico contenedores

Contenedores de reciclaje. Crédito: Nareeta Martin/Unsplash

El logotipo del reciclaje – una de las imágenes más reconocibles del movimiento ecologista – fue creado en un concurso convocado por una empresa de plásticos.

Es un ícono que persuade a los consumidores de que podemos seguir consumiendo productos y materiales, porque el ciclo de reciclaje creará un equilibrio ecológico entre la producción y el consumo lo que mitigará el impacto ambiental.

El fracaso del reciclaje se achaca al consumidor individual, no al fabricante, a pesar de que muchos plásticos comunes no se pueden reciclar. El hecho de que el 91% del plástico no se recicle sugiere un defecto sistemático de la medida.

Manténgase informado sobre la salud ambiental
¡Regístrese ahora para recibir nuestro boletín semanal gratuito en español!

A pesar de todas sus campañas, Estados Unidos recicla menos del 10% de sus plásticos.

Campañas como "Keep America Beautiful" (Manten a Estados Unidos Bella) también fueron financiadas por empresas que producen residuos de plástico, como Coca-Cola y Dixie Cup.

El mensaje de estas campañas sugiere la responsabilidad individual de mantener la basura fuera de nuestro entorno, e invoca culpa y vergüenza individual por la contaminación que existe.

Una vez más, desvía la culpa de las corporaciones que producen masivamente contaminantes, quienes son la causa fundamental del problema.

Falta de legislación sobre la contaminación por plásticos

bolsas de pl\u00e1stico

Varios estados y países han prohibido este tipo de bolsa de plástico de un solo uso y otros artículos. Crédito: Wikimedia Commons

Otra razón por la que los desechos de plástico y la contaminación se han acumulado tan rápidamente es la falta de legislación que regule los plásticos. A mayo del 2020, no había ninguna ley federal en los Estados Unidos que restringiera los plásticos de un solo uso, que son los que más contribuyen a los residuos plásticos.

El Congreso de Estados Unidos podría trabajar para dar forma a la política federal, modelando la legislación según las leyes locales y estatales existentes aprobadas para abordar el problema de los plásticos. Por ejemplo, en el 2015, el Congreso aprobó una ley federal que prohíbe las microperlas de plástico en los productos de salud y belleza después de que varios estados hicieran lo mismo.

Sin embargo, hoy en día el problema de los plásticos sigue sin estar regulado y en continuo crecimiento. La reciente pandemia de coronavirus ha provocado en ocasiones la prohibición de las bolsas reutilizables en las tiendas de comestibles y en los comercios minoristas, lo que ha provocado un mayor uso de las bolsas de plástico de un solo uso que los activistas se han esforzado tanto en erradicar.

Acerca de los plásticos

pajitas de pl\u00e1stico

Pajitas de plástico de un solo uso. Crédito: Flickr

El plástico se inventó en el 1862 como sustituto del marfil.

Durante la Segunda Guerra Mundial, los plásticos ganaron popularidad como recursos militares. Una vez terminada la guerra, la industria del plástico empezó a comercializarlo para los consumidores: en la década del 1950, el poliéster y el polipropileno se introdujeron en los productos de consumo, y a partir de ahí los plásticos despegaron.

Se utiliza una variedad de bloques de construcción químicos para construir plásticos; la amplia gama resultante de propiedades únicas es lo que hace que el plástico sea tan versátil.

Sus beneficios se descubrieron rápidamente y se produjeron en masa sin preocuparse por los detrimentos:

  • El plástico no se biodegrada, sino que se rompe en fragmentos de plástico cada vez más pequeños – conocidos como microplásticos – que son mucho más difíciles de eliminar del océano y que aparecen en el agua potable, los alimentos y el aire.
  • Las mismas sustancias químicas que hacen que el plástico sea tan útil también pueden liberar tóxicos en los alimentos, el cuerpo y todos los aspectos de la vida.

El impacto de los plásticos en la salud

Beb\u00e9 biber\u00f3n reci\u00e9n nacido

Muchas sustancias químicas que se encuentran en los plásticos pueden tener efectos adversos en la salud humana, incluido un mayor riesgo de infertilidad, alteraciones hormonales y cáncer. Crédito: Wikimedia Commons

La exposición a los microplásticos, así como a las sustancias químicas añadidas a los plásticos durante su procesamiento, perjudican nuestra salud. Se han encontrado microplásticos en el 90% del agua embotellada y en el 83% del agua del grifo.

Muchas de las sustancias químicas utilizadas en los plásticos son conocidos disruptores endocrinos, que causan problemas reproductivos como la infertilidad, desequilibrios hormonales y un mayor riesgo de cáncer.

Por ejemplo, el ftalato DEHP, que se añade a los productos de plástico para hacerlos más flexibles (mangueras de jardín, cortinas de ducha, equipos médicos, etc.) es un probable carcinógeno humano.

El impacto de los plásticos en el medio ambiente

cubiertos de pl\u00e1stico desechables playa

Estos cubiertos de plástico se descomponen en microplásticos y son hechos de petróleo contaminante. Crédito: Brian Yurasits/Unsplash

El plástico causa una infinitud de problemas cuando se desecha en nuestro entorno.

  • Las bolsas de plástico obstruyen las vías fluviales y las alcantarillas, proporcionando criaderos de insectos como los mosquitos, que a su vez aumentan el riesgo de enfermedades como la malaria.
  • En los países más pobres, los desechos de plástico se queman como calor para cocinar, exponiendo a la gente a emisiones tóxicas y contribuyendo a la mala calidad del aire.
  • Los residuos plásticos flotantes sirven de vehículo para que las especies exóticas lleguen a lugares desconocidos del mundo, convirtiéndose en especies invasoras y amenazando la biodiversidad.

Los plásticos son también uno de los principales productos finales del fracking, una práctica vinculada a la contaminación del agua y del aire. Los combustibles fósiles se utilizan para fabricar plásticos, por lo que, al aumentar la demanda de plásticos, se apoya a la industria del gas natural y del petróleo.

El impacto de los plásticos en la vida silvestre

ave albatros contaminaci\u00f3n pl\u00e1sticos

Este albatros fue encontrado con el cuerpo lleno de plástico. Crédito: Wikimedia Commons

Muchas especies marinas, como las tortugas y los delfines, confunden los fragmentos de plástico con la comida. La ingestión de plástico suele ser fatal para los animales, ya que un exceso de plástico bloquea su tracto digestivo y les hace morir de hambre.

Se han encontrado fragmentos de plástico en el 86% de las especies de tortugas marinas, en el 44% de las especies de aves marinas y en el 43% de las especies de mamíferos marinos. Los mamíferos marinos también se enredan en los residuos plásticos, provocando ahogos y asfixias, o convirtiéndose en presa fácil de los depredadores.

Los productos de espuma de poliestireno, que contienen posibles carcinógenos como el benceno y el estireno, son muy tóxicos cuando se ingieren y pueden dañar los pulmones, el sistema nervioso y los órganos reproductores de los animales.

Las sustancias químicas ingeridas por estos animales pueden ascender por la cadena alimentaria hasta nuestros platos.

¿Dónde estamos con la contaminación por plásticos?

jovenes cambio clim\u00e1tico manifestaci\u00f3n

Jóvenes en una manifestación ambiental. Crédito: Wikimedia Commons

La marea de residuos plásticos aún no se ha frenado. Sin embargo, la atención prestada a este problema ha aumentado drásticamente en los últimos años. Países de todo el mundo han tomado medidas para prohibir los plásticos de un solo uso y aumentar el acceso al reciclaje.

Lo estamos consiguiendo. En Suecia, sólo el 4% de los residuos domésticos acaba en los vertederos; el resto se recicla o se utiliza como combustible en plantas de conversión de residuos en energía.

El éxito en Suecia ha llevado a iniciativas de conversión de desechos en energía en otros cuatro países europeos. La estricta prohibición de las bolsas de plástico en Kenia ha tenido tanto éxito que otras naciones del este de África están considerando seguir su ejemplo.

La UE aprobó una prohibición de las bolsas de plástico de un solo uso, y países como Canadá y Perú también tienen planes en marcha. Ocho estados de EE.UU. han prohibido las bolsas de plástico y otras grandes ciudades han seguido su ejemplo.

Hay progreso. Sin embargo, el cambio a nivel corporativo es de suma importancia para lograr efectos a gran escala.

Actuar contra la contaminación por plástico

productos libres de pl\u00e1stico eco-friendly

Si bien la acción corporativa y la legislación son soluciones esenciales para reducir la contaminación por plástico, también podemos elegir productos y hábitos que reduzcan el plástico en nuestras vidas. Crédito: Needpix

Si esto le importa, diga algo. Póngase en contacto con su gobierno local, presione a sus representantes, encuentre a otros en su comunidad que también se preocupen.

Para ser claros, el cambio no tiene que comenzar con la legislación federal: puede comenzar en su hogar y en sus hábitos de consumo.

  • Renuncie al plástico en favor de las alternativas de vidrio y metal, desde las botellas de agua hasta los recipientes para almacenar alimentos.
  • Utilice una botella de agua reutilizable y así evite enviar 167 botellas de plástico al año al vertedero.
  • ¿Usa envoltorios de plástico? Cámbielo por papel de aluminio o envoltorios de cera de abeja.
  • Las esponjas de plástico son ineficaces y se destruyen fácilmente. En su lugar, utilice un cepillo de cerdas o lana de acero.
  • Hay muchas otras alternativas al plástico: la creciente demanda de los consumidores está cambiando el mercado. Investigue y haga el cambio por su salud, su billetera y el medio ambiente.
Traducido del inglés al español por Katia Rodríguez.
Fotografía del encabezado: Contaminación plástica y peces en el océano por Naja Bertolt Jensen/Unsplash

Become a donor
Today's top news

Revealed: Nearly 100 potential PFAS-polluted sites in Pennsylvania, Ohio and West Virginia from fracking waste

A new map reveals at least 97 new locations that could have been contaminated by the industry’s use of “forever chemicals”

Obesogens: Chemicals that cause weight gain

It's not all diet and exercise.

From our newsroom

Op-ed: Why academic journals need to embrace youth

We’re tired of hearing leaders say we need creative solutions to climate issues, and then ignoring the creative solutions youth present.

New study details Coca-Cola’s big influence on public heath organizations, conferences and events

An investigation reveals the beverage giant gives big bucks to influence research and policy through events and conferences.

Op-ed: Arming doctors with knowledge about PFAS pollution

A new course and report on PFAS-related health effects can empower patients, promote life-saving screening and help tackle the continued devastating health effects of PFAS chemicals.

Peter Dykstra: Public disservants

A quartet of Interior Secretaries who gave the rest a bad name.

Evidence of PFAS in sanitary and incontinence pads

The findings come on the heels of other testing that found the forever chemicals in some popular tampons.